niña pensando algo

Los niños son filósofos

Los niños piensan desde muy pequeños, como verdaderos filósofos. Por supuesto, su pensamiento todavía se está desarrollando, están aprendiendo. Sin embargo, tendemos a pensar que sus pensamientos son muy simples, pero eso es una suposición nuestra.

Los niños, desde los cuatro años, tienen una gran capacidad para pensar y razonar sus ideas. Esto lo hacen en el interior de su mente, sin una comunicación con los demás, en su intimidad y normalmente por la noche o cuando están solos.

Los niños piensan sobre todas sus experiencias recientes, lo que les han dicho, lo que han visto, informaciones diversas que les han impactado y que se graban en su memoria. Entonces, cuando intentan dormirse comienza el proceso de razonamiento, tienen dudas, miedos, curiosidad, exactamente como los adultos pero en su nivel.

Es por ello que los niños, ya desde pequeños, son filósofos, pues su mente ya tiene la capacidad de reflexionar. Intentan comprender las cosas.

¿Por qué digo esto? Porque yo lo he vivido y lo recuerdo. Cuando yo tenía unos seis años, antes de dormirme yo pensaba muchísimas ideas. Pensaba seriamente sobre la existencia humana, sobre el planeta tierra en el que vivimos, sobre la vida y su sentido, sobre Dios, si existe o no, y cómo se podrían solucionar los problemas. A veces, esta preocupaciones ocupaban mi mente durante una hora aproximadamente antes de dormirme.

Los niños, desde que ya razonan, quieren saber las cuestiones básicas humanas: ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

Este tipo de cuestiones existen ya, y es por eso que los niños son filósofos. Aprender a pensar desde tan pequeños para intentar comprender el sentido de las cosas, qué estamos haciendo, qué está ocurriendo en nuestro planeta, qué ocurre a nuestro alrededor. Comprender la vida, el mundo, la gente, la sociedad y los problemas que vivimos. Estos pensamientos existen ya desde muy pequeños.

Por eso, cuando los adultos hablamos delante de los niños, deberíamos tener mucho más cuidado con nuestras palabras, puesto que ellos lo captan todo.

Además los niños son seres muy sensibles. Al no tener tantas experiencias no pueden comparar y muchas veces su sentimiento es desmesurado, muy exagerado, pues no conocen otra cosa. Es por ello que pequeñas cosas para los niños son grandes dramas, de un impacto emocional enorme.

Cualquier cosa que decimos delante de los niños tiene mucha importancia.

Los niños son filósofos porque ellos piensan. Pensamos desde muy pequeños. Por ello, para aprender a pensar y enseñar a tus hijos, hay que tener en cuenta esto. Nuestra mente ya funciona desde edades muy tempranas.

Comparte este tema en tus redes sociales


3 respuestas en “Los niños son filósofos

  1. Héctor Carlos Reis

    Hola Cristina. Excelente artículo. En uno de mis videos explico esto porque los niños son CURIOSOS y esta característica se va perdiendo a medida que pasan los años. Esta curiosidad innata es típica de los niños y por eso preguntan tanto; muchos adultos se molestan y van inhibiendo paulatinamente a los niños.
    Cuando un niño pregunta siempre hay que contestar con lo correcto y nunca con fantasías o fabulaciones.
    En la cultura del homo sapiens se satura a los niños con fábulas y mitos que son dañinos. Ver en mis videos anteriores sobre el tema Aprender a Pensar donde explico este daño. Un saludo afectuoso. Héctor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.