grito

Poema dadá naïf- El grito desenfadado

Erase una vez un hombre
a un grito muy encariñado.
Gritaba para ir al baño.
Gritaba para beber.

Su boca era ruda y peluda.
En su lengua un erudito.
El grito era toda su esencia.
Resonaba en su retina.

Bostezos de alta frecuencia
y ronquidos de tenor.

¿Cómo decirle a este hombre
que callase un poco más?

Una mujer lo intentó.
¡Qué te calles, corazón!

Un cura lo invocó
¡Jesús, viva el silencio!

El final, con mucha pena
un poeta le pidió:

“Caribeño, rey del rock,
afloja un poco las cuerdas.
Tu voz es un suave poema,
dale mucho más amor.

Canta y ríe, lo que quieras.
Háblame de tu dolor.
Pero siempre con medida,
palabras de un orador.”

Poema dadá El grito desenfadado, creado por Cristina Alejos

Escucha la poesía en Podcast

Podcast en Ivoox Poema dadá El grito desenfadado, creado por Cristina Alejos.

La escritura dadá – naïf

Las poesías de Cristina son un método de arte terapia con la escritura y son un método coaching para el desarrollo de la creatividad. Escritura libre, sin normativas, sin complejos y dedicadas al placer de escribir.

Talleres de escritura creativa

El dadaísmo y el arte naïf son dos estilos creativos que ayudan a las personas a iniciarse en el arte de la escritura. Motivar tu creatividad es nuestro objetivo.

Para saber más sobre este tema visita la página de presentación de las poesías Dadá – Naïf :

Comentario sobre la poesía

Este poema dadá naïf nació del recuerdo de Quevedo y Góngora, que se llevaban como el perro y el gato.

Poema “A una Nariz”

Érase un hombre a una nariz pegado,

érase una nariz superlativa,

érase una nariz sayón y escriba,

érase un pez espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,

érase una alquitara pensativa,

érase un elefante boca arriba,

era Ovidio Nasón más narizado.

Érase el espolón de una galera,

érase una pirámide de Egipto,

las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,

muchísimo nariz, nariz tan fiera

que en la cara de Anás fuera delito.

Poema A una Naziz, de Francisco de Quevedo


Comparte este tema en tus redes sociales


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *